lunes, 26 de abril de 2010

Teresita Ferrari: “El laburo de los demás es sagrado”


FICHA

“De este lado de la noche”

Del Plata, AM 1030.
Lunes a viernes de 21 a 23.

Conducción: Teresita Ferrari.
Con: Luis Tonelli en Política y Actualidad, Leo Gallego en Deportes, Guillermo Blanc y Andrea Taboada en espectáculos.
Producción: RODEAR.

“Intenta ser un purificador de todo un día en el que la gente viene sumando datos y dramas. Generamos algunas mínimas sensaciones y emociones. No nos preocupa tanto la actualidad, queremos que la vida pase por acá”.



“La gráfica me calienta, pero quiero ser una mujer de radio”, asegura Teresita Ferrari y es casi una declaración de principios, porque su carrera se cimentó en esos dos pilares.
-Tenés un tono amable pero no intimista. -Sí. Porque lo intimista en radio se volvió sobón. Y para “calienta braguetas” hay otras opciones en el dial. Por otra parte, la gente que hace radio vertiginosa suele tener un lenguaje paupérrimo. Y cree que cuando grita le da un poco más de sentido a sus ideas. Eso no me gusta. Tampoco me agrada la gente que dice malas palabras al boleo frente al micrófono. Ni las personas que no tienen ni una idea para exhibir.
-Tendés a “oscurecerte” en el programa para que hablen tus columnistas. -Me quedo a la sombra, sí. Yo estoy ahí, para que brillen ellos. Los levantaré si se caen y los bajaré si se me vuelan.
-Es generoso. -A cierta altura de la vida, si no sos, es porque no hiciste nada bien. Soy pobre, y el laburo de los demás para mí es sagrado. Cualquiera sea. Porque en la Argentina eso está muy bastardeado y, si depende de mi, voy a hacer que la gente se vaya feliz de su trabajo. Siempre será a mi favor. Hubo gente muy generosa conmigo. Como Juan Alberto Badía, Fernando Bravo y el Cholo Gómez Castañón. Ellos me dieron un lugar y me enseñaron. Los quiero, los respeto y los valoro mucho.
-Decime algo de “Chicas Caras”, tu nuevo libro. -Son diez entrevistas a chicas de entre 15 y 21 años y muy buen pasar, que decidieron empezar a cobrar por el sexo, a hombres de nivel económico alto. Es un libro de antropología. Muestra que las chicas de hoy buscan lo que buscan y hacen lo que quieren. También es un llamado a los padres porque hay un punto en que las abandonaron.


Gustavo Masutti Llach
Revista Ahora - Diario Crónica

Buenos Aires - Argentina

Foto: Marisa Marquez
25 de abril de 2010