miércoles, 22 de diciembre de 2010

El loco de la Colina: “Si tengo gripe, crece mi audiencia”




FICHA


“El Loco de la Colina

Radio Uno, FM 103.1

Lunes a viernes de 23 a 1.

Conducción: Carlos de la Rua
Con: Tom Lupo.


“El hombre de radio está siempre devorado por otra instancia, por otra realidad. Puede ser la noticia o la poesía, lo importante es que lo conduzca a un fuero determinado. El problema surge cuando los que habitan la noticia creen que encontraron la panacea porque le hicieron decir algo a un tipo. Yo voy por otro lado. Hay otra radio que tiene que ver con el instante supremo, el verdadero”.

“Hay que retomar la melodía del sentimiento. Lo que siempre estuvo detrás es ese viento del afecto que hace cambiar los colores del alma. Que sopla intensamente en el interior de cada ser, despliega imprevisibilidades y hace que el hombre, en ese eterno recordarse a sí mismo, pueda acceder a su imaginación. No hay válvula de escape, no hay cosa que se abre. Sí algo que va girando y a lo que siempre se le puede dar una vuelta de rosca más. En la medida en que uno se concentre, las palabras que a uno lo abundan sigan caminando solas”.


Cada época tiene sus modas y modos de comunicar en la radio. Sin embargo, aquellos que perduran son los que combinan calidad con un estilo que pueda ser reconocible de una manera indudable. Desde ese punto de vista, es lógico que El Loco de la Colina esté al aire casi sin interrupciones desde hace más de un cuarto de siglo sin casi habar pasado por la televisión.


“En mí habitan dos seres (desafía). El que está detrás de las palabras y el que está en la radio y se deja llevar por ellas y lo que piensan. En esta dualidad estoy ahora. Alguna vez jugué con personajes, pero hoy han muerto. Porque sólo eran una manera diferente de decir ciertas cosas”.

Y lo más curioso: lo que lo hace diferente es su apuesta por la poesía y la filosofía. La realidad aparece apenas comentada, casi nunca. Y el humor absurdo también suele asomarse de vez en cuando. No hay concesiones para los oyentes. Y provoca, una vez más: “Al oyente no lo respeto porque sé que hay muchos boludos que me escuchan. Entonces tengo que boludear un poco para acompañarlos, si no me quedo solo. Cuanto más lo hago, más me escuchan. De hecho, cuando estoy resfriado o tengo gripe crece mi audiencia”.


Nunca se sabrá cuán en serio dice estas cosas. Y tal vez en ese juego esté el atractivo.



Gustavo Masutti Llach

Fotos: Facebook "El loco de la colina"

Revista Ahora - Diario Crónica

Buenos Aires - Argentina

19 de diciembre de 2010

jueves, 16 de diciembre de 2010

Luis Tonelli: “Hoy la gente sabe que los medios no son neutrales”


FICHA


"Aquí Estamos"

Del Plata, AM 1030

Lunes a viernes de 14 a 17

Conducción: Diego Schurman

Columnista de política nacional e internacional: Luis Tonelli

Producción: RODEAR



“El conductor, Diego Schurman, también es un excelente periodista político, y por eso el programa tiene como objetivo combinar la frescura de un magazine propio de ese horario, con los análisis de noticias típicos de los programas de la mañana, o del regreso"




“Viví unos años en Oxford y un par en Salamanca, pero al final del camino uno se da cuenta de que también el haber nacido en un barrio de Quilmes aporta y mucho para enfrentar la vida. El gran desafío como politólogo es el de utilizar las herramientas de análisis que produce la academia pero expresar ese análisis de forma en que lo comprendan todos”.

Está curtido en el periodismo Luis Tonelli, sin embargo, nunca deja de lado su vis docente. Es que él llega a los medios después de años de ser profesor universitario (hoy es director de la carrera de ciencia política de la UBA) y lo asume: “no puedo dejar de lado nunca mi vocación pedagógica: que cuestiones intrincadas u obscuras de la actualidad puedan ser presentadas de tal manera que todos las comprendamos y podamos opinar sobre ellas, como debe ser en una democracia”.

-Los medios se politizaron. ¿Cómo cambió el rol de un analista político en ese nuevo contexto?

-La gente esta tomando conciencia de que siempre hay una edición política en los medios, que lo que dicen NO es neutral, y eso es algo muy positivo. El problema es que el conflicto entre algunas corporaciones mediáticas con el Gobierno es tan intenso, que más que politización asistimos a veces a una "tergiversación tendenciosa", donde ya no se vierten opiniones si no que se desfiguran los hechos. O sea se miente, y esto no le hace obviamente nada bien al periodismo, y menos al análisis político. Más que ocuparse de dar cuenta de la realidad, algunos comentaristas se transformaron directamente en "operadores disfrazados de analistas". Son los que en vez de analizar los escenarios posibles de la política hacen todo lo posible para hacer que el escenario que prefieren se haga realidad.

-¿Hoy al que no toma partido abiertamente se lo acusa de tibio?

-La polarización llega a tal punto que comienza a ser poco interesante para algunos una opinión que busca un cierto equilibrio o siquiera la honestidad en una postura frente a un hecho. Algunos esperan directamente el agravio o la inquisición, que son la antítesis del análisis político.

-¿En ese contexto el “periodismo de periodistas” también entra en el análisis político?

-El problema del "periodismo de periodistas" es que pasa a ser un debate entre pocos. Que no deja de tener un lado narcisista, cuando el periodista debiera ser un cronista informado, y no el protagonista estrella de los hechos. Aparte esta práctica tiende a que todos pierdan, a que se eche un manto de sospecha sobre todo el periodismo.


Gustavo Masutti Llach

Fotos: Marisa Marquez

Revista Ahora - Diario Crónica

Buenos Aires - Argentina

28 de noviembre de 2010

martes, 23 de noviembre de 2010

Juani Martínez: “Tuve suerte pero igual hubo que remar”




FICHA


RADIO:

“Internight”

40 Principales, FM 105.5

Lunes a viernes de 22 a 2.

Conducción: Juani Martínez y Nico Barbieri.

“Lo curioso de este programa es que abrimos una cámara web y la gente nos puede seguir como por la tele desde la página de la radio. Está bueno porque hacemos reportajes a músicos y bandas, y tiene otro color”.

“Elegidos”

40 Principales, FM 105.5

Sábados de 13 a 17.

Conducción: Juani Martínez

“La gente sale al aire, pide sus canciones y se las programamos”.

TV:

“Ranking Los 15 mejores”

Quiero Música en mi Idioma.

Lunes a viernes de 13,30 a 15 (con dos repeticiones, a las 19.30 y a las 4).

“Repasamos 15 canciones que la gente vota. De lunes a jueves cada día se le dedica a un género y el viernes se da el ranking general”.


Cuando Juan Ignacio Martínez llegó a Buenos Aires uno de sus planes era estudiar genética, sin embargo hoy, a los veinticinco, mira para atrás y no se imagina su vida fuera de los medios de comunicación. Bonito y carismático, las miles de fans que lo siguen por las redes sociales de Internet no le hicieron perder ni la cordialidad ni la sonrisa.

-Hay una coherencia entre las cosas que hacés. Todas giran alrededor de los rankings de música. Los targets de la tele y la radio son similares…

-Sí, lo bueno es que en los dos lados se me permite ser yo, con mi sentido del humor particular. Puedo transcurrir con mi personaje en escena. La tele es algo nuevo, apenas estudié algo cuando estaba en la carrera de locución en Cosal. En la radio estoy desde chico.

-En Trenque Lauquen.

-Mi ciudad, sí. Empecé a los 11 y no paré.

-La radio de los lugares chicos tiene otra lógica. El que te escucha no es anónimo.

-El almacenero y los pibes en el boliche te comentan lo que dijiste. También es más artesanal. Pensás la artística, la grabás y la ponés al aire vos. Te armás tu grupo de trabajo y hasta vendés la publicidad personalizada para cada cliente. Más en mi caso que aprendí a operarme sólo desde chico. Ahora en 40 Principales soy DJ. Me gusta tener el control absoluto de todo y jugar con los sonidos y los tonos. Siempre quise evolucionar y crecer. No me quedé quieto.

-Internight te permite hacer algo más relajado.

-Sí, porque estoy me acompaña Nico y por el horario. Se puede joder un poco más.

-¿Cómo llegaste a ocupar un lugar en los medios de Buenos Aires?

-Llegué sin conocer ni el subte y quería estudiar genética. Pero seguí mi corazón y me metí en el Cosal para ser locutor y le di para adelante. Cuando terminé no sabía qué hacer. Intenté con la locución de fútbol pero a los dos meses de aprobar el examen para el título habilitante me llega el casting para 40 Principales y quedé. Empecé a grabar cosas para Ari Paluch y a los seis meses me toman una prueba de cámara para el canal de música “Quiero…” y quedé también.

-Una efectividad notable.

(Se ríe) -Sí, me fue bien en los dos castings en los que me presenté. Hay suerte en eso, sin dudas porque no tengo ningún conocido que me apadrine. Pero ojo que igual tuve que remar porque hay que mantenerse.

-¿Cuál es tu secreto?

-Que los castings son horribles, entonces trato de ponerles onda. Le saco el jugo hasta a cuando me equivoco. Se ve que eso se percibe y gusta.



Gustavo Masutti Llach

Revista Ahora - Diario Crónica

Buenos Aires - Argentina

21 de noviembre de 2010



martes, 2 de noviembre de 2010

Baby Etchecopar: “Puedo salir a la calle porque no escondo ningún pasado”.




FICHA

“El angel de la medianoche”

Radio 10, AM 910

Lunes a viernes desde la medianoche hasta las 2.

Conducción: Baby Etchecopar


Se modeló a sí mismo con arcilla de opiniones de alto impacto y se mantuvo fiel a ese personaje que no le dice a casi nadie lo que quiere escuchar. Con esos ejes, Ángel Pedro "Baby" Etchecopar trata de divertir y hacer pensar a su público tanto en su programa de radio como en “Eso lo dirá el tiempo”, el unipersonal con el que recorre las provincias. Volvió a la noche, un horario en el que está cómodo. “Me gusta –afirma-. A la mañana competís contra la tele. Los que auspician no tienen ni idea, porque ignoran el segmento de oyentes más leales. Todas las horas venden”.



-¿Por qué te mantenés vigente?

-Porque trato de no correrme del lugar en el que estaba antes de hacerme conocido. Uno ve que está lleno de tipos que hicieron guita con los medios de comunicación y le tiran la plata en la cara a la gente que se la hizo ganar. Nunca hay que ponerse en una escala superior al oyente o al espectador. Aunque queramos hacernos los magnates, nos pasan las mismas cosas. Yo no me fui nunca de la casa en que nací en San Isidro. Tengo los mismos vecinos y tampoco descarté a mis amigos de la infancia. Puedo salir a la calle porque no tengo que esconder ningún pasado. Vivo muy feliz acá.

-¿Escuchás radio?

-Poco. Me gustaba seguir al Negro Martinheitz, que se nos fue y a Dolina, que ahora está en mismo horario. De los que me gustan sólo puedo escuchar a Rolando Hanglin y un poco de música.

-¿Y la televisión?

-Antes la tele alienaba, ahora enferma. Ves peleas, se habla de violencia entre parejas, se juega con la sexualidad de la gente y con sus adicciones. Se hace apología de rebajar a las mujeres. El mensaje es jodido. Me parece que están locos

-¿Pero vos no jugabas también con la violencia verbal?

-Nooo. Hay una diferencia. Una cosa es discutir y otra, pelear. En esto a veces se confunden los directores de los medios.

-¿Entonces no te definís como un conductor agresivo?

-No. Soy contestatario. Los medios nunca le dicen a un tipo que es un estúpido. Cuando un oyente dice al aire una gansada, tengo que marcarlo. Si una vieja pide “pena de muerte”, le tengo que parar el carro y mandarla a que no diga más boludeces.

-En eso estoy de acuerdo.

-Y sí, porque en parte gracias a que unas viejas reclamaban eso tuvimos a la dictadura. Y una cosa es discutir sobe la democracia o la política y otra por dos puntos de rating. Cuando les decía a las amas de casa “¡vayan a laburar!” me acusaban de misógino. Nada que ver, las amo. Nunca las puse como un objeto sexual, como ahora que parece que se quieren voltear al conductor del programa de TV. Ese mensaje es terrible.





Gustavo Masutti Llach

Revista Ahora - Diario Crónica

Fotos: Página de Radio 10 en Facebook

Buenos Aires - Argentina

31 de octubre de 2010


miércoles 25 de enero de 2006
Baby Etchecopar: “Me reinventé, ahora soy un reaccionario humorístico”.


lunes, 25 de octubre de 2010

Rosario Lufrano: “No me gusta juzgar, no es mi trabajo”




FICHA


Conducción: Rosario Lufrano.

“Palabras para guardar”

Rivadavia, AM 630

Sábados de 12 a 13

“No tiene nada que ver con la actualidad. Es una charla distendida a personas de la vida social, política o cultural del país. Y el entrevistado elije la música”.


“Politikon”

América, AM 1190

Lunes a viernes de 7 a 10.

“Tiene que ver con la actualidad, que es donde estuvo la mayor parte de mi trayectoria”.




Estuvo en la agenda a partir de que fue Directora Ejecutiva de Canal 7, “La Televisión Pública”, cargo ad honorem al que ya renunció y se fue sin levantar polvareda. Sin embargo, Rosario Lufrano debutó como periodista en la radio y cada vez que puede le declara su amor al medio que más le gusta. Sin salir del todo de la tele (hace informes y reportajes para el noticiero de Canal 7), se refugia en sus programas de Radio América y Rivadavia.

-Hacés dos programas opuestos desde el planteo.

-Sí, gracias a Dios.

-Se me ocurre que cada programa de los sábados te lo vas a acordar dentro de dos años, y de los de la semana… como mínimo parece más difícil.

-Totalmente de acuerdo. Algo así hago para la Televisión Pública. Pero en la tele no tenés tiempo, todo va más rápido. Acá tengo 48 minutos de charla con el invitado. Se pierde menos. Aparte, disfruto de otra manera todo lo que tiene que ver con la radio, porque la amo. Empecé ahí.

-¿”Politikón” se puede disfrutar?

-A veces te cansa la diaria de la Argentina. Con Fulano que criticó a Mengano y éste le contestó “Ah, pero vos hace tres años estabas en la misma” y todo ese folclore. Sin embargo, disfruto de mi trabajo. Me entretiene.

-¿Algo te deja eufórica en ese contexto?

-Es difícil. Tal vez una buena transmisión, haber estado en vivo en el lugar justo. Sentir que se pudo aportar. Un ejemplo: Hace poco entrevisté a una chica que estaba tomando un colegio. Le pregunté por qué y me dijo que era por las condiciones edilicias, los programas de estudio, todo lo que se sabe… y que se vaya Macri. Le dije, “¿no te parece que el último ítem les empaña su lucha en defensa de la educación pública?”. Me contestó: “Eso es lo que me dice mi mamá”. Creo que ahí abrí un diálogo que no es el habitual. Me pone en el lugar de madre, porque tengo una hija de esa edad y me parece que vale poner eso en juego cada tanto.

-¿Escuchás a la competencia?

-El sábado no, no lo hago para competir. En el otro sí porque están todos: Magdalena, Longobardi, Nelson Castro y tantos otros. Me fijo más en los de las AM.

-¿Te gusta alguno de ellos?

-No tengo admiración por los periodistas, en general. Más bien me llegan los que escriben bien. El nuestro es un trabajo difícil y disfruto más de los que son equilibrados. Los que saben preguntar y dicen cosas jugadas con respeto. No me gustan las notas obsecuentes y no me salen.

-No son tiempos fáciles para ser equilibrado.

-No, incluso están mal vistos.

-Se los acusa de “tibios”.

-El periodista está obligado a informar y tiene la posibilidad de opinar. No me gusta juzgar, no es mi trabajo. No soy juez ni fiscal. Lo mío es darle los elementos a la gente para que sepa qué está pasando. Y cuando opino, lo firmo.

-¿Saliste bien parada de tu gestión en la Televisión Pública?

-No salí desprestigiada, al contrario. Debo ser la única ex directora que tiene las puertas abiertas del canal. Del resto muchos no pueden ni pasar por la puerta de Canal 7. Yo soy bien recibida y la gente de ahí me quiere.

-¿Parte de eso es saber irse a tiempo?

-(Duda, repite la pregunta) Siempre hice todo como quería hacerlo. Aunque no era mi canal, ni era caprichosa. Debo ser también la única que presentó un proyecto con carpeta para ser aprobado antes de asumir.

-Así también es más fácil evaluarte.

-Exacto.

-¿Y?

-Creo que se hizo un gran trabajo. Peleamos mucho, a conciencia y profesionalmente. Decidí irme porque creí que era el momento. Llegué a un canal saqueado que ni tenía cámaras e hice mucho. Se habían robado hasta el piano. Ahora se tiene un lugar de pertenencia y se habla de los medios públicos. Antes daba vergüenza y cuando funcionaba el móvil, ni siquiera se ponían los chalecos.


Gustavo Masutti Llach

Revista Ahora - Diario Crónica

Buenos Aires - Argentina

24 de octubre de 2010


martes, 12 de octubre de 2010

Jorge Bocacci: “¿Por qué Tinelli no incorpora el ritmo tango?”


FICHA

Bocacci a Tango Limpio”
Cooperativa, AM 770
Lunes a Viernes de 14.30 a 16.30 y de1 a 3.

Conducción, producción y musicalización: Jorge Bocacci.


Como un león. Así se pone Jorge Bocacci a la hora de defender al tango. Se queja, cómo no, de lo que considera un apoyo insuficiente de los funcionarios de cultura. Pero también da el ejemplo: desde hace años resiste en el aire sin más armas que un puñado de anunciantes, una discoteca de tango maravillosa y un público fiel. Con todo, es optimista: “La vida del tango está recontra asegurada –afirma-. El problema es que ante la falta de difusión, la juventud se va nutriendo y educando con música que no le pertenece. Así se pierde la raíz cultural de un país. La televisión le dio la espalda al tango, eso es un hecho. Apenas lucha Silvio Soldán, como el último de los Mohicanos, en un canal de cable. Los que manejan la cultura de la Nación y de la Ciudad deberían gestionarle un espacio al tango. ¿Es tanto pedir? Aunque sea de media hora por semana. Si siempre midió bien, no es una carga”.

-O de quince minutos. Que entran cinco canciones.

-¡Con tantas pavadas que salen al aire! Y hay chicos muy talentosos que no pueden mostrarse salvo para los turistas.

-Ni en canal Encuentro…

-No. Algunas cosas esporádicas. Nada fijo.

-… ni en “ShowMatch” se baila tango.

-Es verdad. Y cuando puso a bailar a los pibitos el público le respondió. ¿Por qué Tinelli no incorpora el ritmo tango? Si se generó tanto debate por algo como la danza árabe, imaginate lo que pasaría con algo que la gente conoce tan bien.

-Y es más sensual que el caño.

-Estamos hablando de una danza que es de un hombre y mujer, cuerpo a cuerpo frotándose. Es un absurdo que no se haga. Bailan rap, reggaetón y cumbia. Va para toda América, sería buenísimo. Marcelo ni lo debe haber pensado, por ahí les estamos dando una buena idea. Yo lo quiero, a él le gustaban mucho los “Titanes en el Ring” (Bocacci es el presentador histórico de los luchadores) y siempre hablábamos un poquito de eso cuando nos cruzábamos en los pasillos de algún canal.


Gustavo Masutti Llach

Revista Ahora - Diario Crónica

Buenos Aires - Argentina

Fotos: Daniela Java

13 de octubre de 2010


martes 16 de febrero de 2010
Jorge Bocacci: “Al estado le da lo mismo si se escucha tango o no”.

lunes 30 de junio de 2008
Jorge Bocacci: “Nadie vino a reemplazar a los que pasamos tango”


sábado 16 de diciembre de 2006
Jorge Bocacci: “Me dicen que soy el ángel de las abuelas”.


domingo 30 de enero de 2005
Jorge Bocacci: "Hoy los chicos saben quién es Mick Jagger, pero no conocen a Piazzolla, que es de la misma época"


lunes 4 de agosto de 2003
Jorge Bocacci: "Me escuchan hasta en China"


jueves 5 de octubre de 2000
Jorge Bocacci: "Aunque mide, no hay tango en horario central en ninguna radio comercial".

lunes, 27 de septiembre de 2010

Nora Massi: “Desde Sófocles hasta hoy, siempre se bajó línea”



FICHA

“Las dos carátulas...el teatro de la humanidad”

Radio Nacional, AM 870

Domingos de 22 a 0

Producción y dirección general: Nora Massi

Locutores: Leonardo Liberman; Marithee Reale y Alicia Cuniberti

Asistente técnico: Claudio Canullan

Realización técnica y edición: Javier Chiavone, Vicente Albute

Diseño de efectos en estudio y asistente de producción: Patricio Schultze


En tiempos en los que todo parece estar medido en función del rating o que el precio de un artista sube de acuerdo con cuántos escándalos es capaz de generar, la actriz Nora Massi está orgullosa de estar al frente un programa que tiene tanto prestigio como historia y perfil bajo: “Las dos carátulas”, teatro tradicional leído a la noche del domingo, y por la radio pública. “No se puede hablar del presente sin hacer referencia al pasado –concede-. Es que desde su creación, el 9 de julio de 1950, el programa permanece en el aire en forma ininterrumpida. Y es interesante que los jóvenes sepan que hubo un espacio creado como gran apoyo para los actores recién recibidos de la Escuela Nacional de Teatro, la Escuela Municipal de Arte Dramático y otras escuelas de arte oficiales.

-Y duró más de 60 años.

-Es el programa más antiguo del mundo de entre los que aún están al aire. Segundo viene el de la BBC de Londres, que tiene un formato similar.

-¿Cuál es la particularidad del programa, aparte de su longevidad?

-Que se interpretan piezas clásicas del teatro. No es como los radioteatros, que tienen guiones originales. Eso no cambió nunca.

-¿Busca más la difusión de cultura que el impacto popular?

-Puede ser. Sí es cierto que se cuidan mucho la calidad de los textos y el lenguaje. Yo me encargo de la selección de obras. La estrella es la pieza y los actores se ponen a su servicio. Aún los consagrados que vienen de invitados. Sí cambiamos que ahora se adaptan las obras para que duren dos horas.

-¿Qué autores eligen?

-Por cuestiones de presupuesto, siempre son aquellos de dominio público. Si no, estamos hablando de pagar 300 dólares en derechos de autor por emisión para un autor vivo.

-¿Los argentinos también te cobran?

-No, son muy generosos.

-Sorprende que hayan sobrevivido a tantas administraciones de la radio pública.

-En veinte años siempre tuve libertad absoluta. Y desde Sófocles hasta nuestros días siempre se bajó línea. Sí sufrimos algunos altibajos pero nunca censura. No sé cuál es el secreto. (Se ríe) Si lo hay, nadie me lo contó. Lo que puedo asegurar es que tiene mística. Porque todos los grandes actores de mi generación hicieron sus primeros “pininos” acá.


Gustavo Masutti Llach

Revista Ahora - Diario Crónica

Buenos Aires - Argentina

Fotos: Marisa Márquez.

19 de septiembre de 2010


lunes 28 de junio de 2004
Nora Massi - Las dos carátulas.


lunes, 13 de septiembre de 2010

Sebastián Uslenghi: “Marcamos tendencia porque reproducimos la excitación de los adolescentes”


FICHA


“40 Principales” (FM 105.5)

Conducción: Sebastián Uslenghi

“Radiofórmula”

Lunes a viernes de 10 a 14

“Es un programa de fórmula, musical, en el que se le da mucha bola a internet 2.0. Vas a escuchar una importante interacción a través de las redes sociales como Facebook y Twitter. También damos muchos premios fáciles de ganar”



“Ranking principal”

Sábados de 10 a 13

“Es el ranking con más continuidad y más creíble de la radio nacional. Y marca la tendencia de los artistas pop que suenan en el mercado”



Le toca bailar con la más fea. En su horario, la segunda mañana, están los más taquilleros de la radio: Mario Pergolini, Lalo Mir, Andy Kusnetzoff y Santiago del Moro con Analía Franchín, por nombrar sólo a los de la FM. Sin embargo, Sebastián Uslenghi se planta y da batalla: “No le voy a pelear los oyentes a Pergolini porque mi target es bien definido. Pero en mi franja les quiero ganar a todos. Me voy a llevar a todos los de 18 a 24 años que escuchen Metro o la Rock & Pop porque son míos”, desafía.

-¿Ese es el objetivo?

-Sí. Apuntamos todos los cañones a los chicos de esa edad y nos va bien. Si se suman otros, que hay, bienvenidos sean, pero el segmento está muy claro. El esfuerzo está focalizado ahí en cuanto a la programación musical, a los artistas invitados y a la manera de hablar.

-Difícil.

-Sí, porque son los menos fieles. Hay que seducirlos todo el tiempo, sorprenderlos porque si no se te van. Por eso somos tan dinámicos, damos tantos premios, traemos shows, buscamos canales de comunicación originales y tratamos de darles cosas nuevas. La idea es reproducir al aire la excitación de los adolescentes. Por eso marcamos tendencia.

-¿De qué manera?

-Intentando estar un paso adelante con la música, con los artistas nuevos. Pensá que muchos chicos te escuchan sólo para saber qué álbum se van a bajar de internet. Por eso no nos podemos quedar atrás. Incluso a veces vamos por un camino diferente al de las compañías de discos.

-¿Cuál es hoy el género que domina?

-En su momento venía muy fuerte el reggaeton. Hoy vuelve a ser la música electrónica la que marca el paso.

-Curioso, porque una radio de charts, de ranking, apunta por definición a los consagrados más que a las nuevas tendencias.

-Sí, pero una vez que damos a conocer a un artista nuevo se genera un gran fanatismo entre los oyentes. Y esa pasión se refleja en el ranking.

-Tenés un formato rígido.

-Se podría decir, sí. La radio es musical: hay que meter catorce temas por hora.

-Eso te da entradas cortas al aire.

-Claro. Tengo que pegar justito. El chiste exacto, la venta precisa, la presentación justa y la buena onda. Se hace mucho más difícil.

-¿Tuviste que aprender a tener otro timing?

-Sí, siempre se está aprendiendo. Mis productores están súper aceitados y cada tanto me dicen: “Estuviste largo” después de una salida al aire en la que me pasé con el tiempo.

-¿Cómo se hace para destacarse con ese formato?

-Le trato de hablar a uno solo, sabiendo que hay miles atrás de ese. Con velocidad y buena onda. Siempre intento tener presente lo que pasa en la calle. Saber lo que le cuesta a un pibe levantarse temprano para ir a trabajar o a estudiar, y ponerlo en juego. Por eso la gente se identifica con lo que les digo: porque no me pongo por encima de nadie.


Gustavo Masutti Llach

Revista Ahora - Diario Crónica

Buenos Aires - Argentina

12 de septiembre de 2010



jueves, 9 de septiembre de 2010

Julio Lagos: “Podés meter la pata pero no a sabiendas”





FICHAS

“La radio sos vos”

Rivadavia, AM 630

Lunes a viernes de 13 a 14.30

Conducción: Julio Lagos

Lagos, Julio

“Corazón de Radio: manual para nuevos profesionales”.

1ª edición. Buenos Aires, Editorial Corregidor, 2010.


Si algo caracteriza a Julio Lagos, además de su profesionalismo, es que siempre trata de estar en la vanguardia. Y lo consigue. En su larga carrera en los medios, su palmarés tiene varios premios y muchas marcas del tipo “fue el primero en…”. Como transmitir por Internet o hacer el programa entero desde un móvil, entre la gente, por nombrar algunas entre las más recientes. Ahora encaró una nueva cruzada: “Quiero que la gente deje el reproductor de MP3 y escuche un poco más la AM por la calle”. Con ese fin, la semana pasada regaló noventa radios, una por cada año de la radiofonía argentina.

Ese espíritu también está impreso en su reciente libro “Corazón de Radio”. “El libro surge de la necesidad de dejar un registro de mi experiencia en este medio y de poner en palabras reflexiones que le puedan servir a alguien. Porque tuve tantos maestros que se fueron sin hacerlo y se llevaron sus secretos. Modestamente, no quiero hacer lo mismo”.

-En el libro marcás que la radio está perdiendo espacio ante otras alternativas de entretenimiento.

-Por eso hay que ir a buscar a los oyentes ahí donde están. Después la esencia es la misma: un espectáculo. Que puede estar hecho con las butacas y los artistas, en un gran escenario como puede ser una esquina, o con una radio chiquita. El asunto es entretener.

-Para hacer un programa como el tuyo, en la calle y caminando hace falta un buen estado físico, ¿no es una complicación?

(Se ríe)-Por eso un locutor no debe fumar. La radio tiene un componente teatral y juega una dosis de histrionismo. En ese contexto, si te duele la rodilla, te lo aguantás. Te mueve el entusiasmo. Lo que querés es estar con la gente. Y el público es tan generoso…

-¿Qué te motiva?

-Que me escuche cada vez más gente. Y saber que el estado me otorga una licencia, llamada carnet (de locutor), que me habilita para llevarme el marroco a casa y me dio movilidad social. Pero no de cualquier manera, sino comunicando. Hay una responsabilidad ahí, por más que te diviertas, jorobes o pongas música. El oyente se te entrega. Podés meter la pata pero no a sabiendas.

-¿Cuál es entonces la función social de la radio?

-Tiene varias. Pero si tengo que destacar una es mitigar la soledad. Ese es uno de los grandes males de nuestro tiempo. Acá o en Tanganika. Fijate en el caso de los inmigrantes y sus radios étnicas, de las comunidades. Ellos, sin salir de sus casas tienen una ventanita a sus países de origen, a sus costumbres. Claro, en ese caso el problema es que no se terminen de integrar a la sociedad, que es lo que nos inspira.


Gustavo Masutti Llach

Revista Ahora - Diario Crónica

Buenos Aires - Argentina

29 de agosto de 2010


lunes 23 de febrero de 2009
Julio Lagos: “Mi formato es único en el mundo”


domingo 30 de julio de 2006
Julio Lagos: “¡Dejen que la gente tenga su opinión!”




lunes, 30 de agosto de 2010

Cecilia Ruffa y Santiago Zeyen: “En la calle se habla más de chimentos que de fútbol”.





FICHA

“El suplemento”
Radio Latina, FM 101.1.
Sábados de 13 a 15
Conducción: Santiago Zeyen y Cecilia Ruffa.
Producción general: Martín Pierri.
Con: Claudia Laborda.



“El programa era sólo de espectáculos y lo hacía con una locutora. Este año, cuando se sumó Cecilia le cambiamos el nombre y abrimos un poco el juego. Ella es amiga y teníamos buena onda de antes (Santiago). Propuse la modificación porque en mi historia en el medio hice de todo. Desde deportes a información general y no quería hacer más de lo mismo (Cecilia)”.


Inevitable: Todo gira alrededor de su embarazo. Cecilia Ruffa, conocida por su participación en “Animales Sueltos” de América, muestra la panzota y sonríe orgullosa. Santiago Zeyen, quien también tiene pantalla (“AM” de Telefe), la chicanea: “¿Hasta cuando vas a trabajar?”. Ella se ríe y luego contesta muy seria: “Si no me obligan, no pienso parar. Después de todo, se trata de hablar sentada, dos horas por semana”. Se nota que tienen química. Se divierten y se complementan muy bien al aire. De tan locuaces, cuesta colarles una pregunta.
-¿Ya es normal que ahya programas de espectáculos los fines de semana, no?
(Cecilia Ruffa)-Sí, un espacio que impusieron un poco Marcelo Polino y Marcela Tauro en la Diez. Después se sumaron unos cuantos.
(Santiago Zeyen)-Nosotros, para diferenciarnos tratamos de divertirnos, reírnos y desdramatizar un poco lo que rodea al mundo del espectáculo. No creo que siempre vayamos a tener la última primicia, pero te vamos a hacer pasar un buen momento.
(CR)-Es que el chisme cobró gran preponderancia. En la calle se habla más de eso que de fútbol. Antes todos eran directores técnicos, ahora son todos chimenteros.
(SZ)-Al punto que también pasó al revés. El fútbol también se “chimentizó”.
-¿Y ustedes?
(CR)-En sentido estricto, ninguno de los dos venimos de ese palo. De hecho, el programa se llamaba “Suplemento de espectáculos”. Cuando me sumé yo, lo cambiamos a “El suplemento” para no limitarnos. Así podemos comentar notas que vimos en la semana y nos gustaron. Como las bodas gay y sus nuevos wedding planners, por ejemplo.
(SZ)-Abrimos el abanico, aunque el ochenta por ciento del programa se lo sigue llevando el espectáculo.
(CR)-Y no quiere decir que no tiremos las “Bombas y Bombinhas”. Si tenemos una la decimos. Pero no nos limitamos.
-¿Ustedes tienen vocación de chusmas?
(SZ)-No podría hacerme cargo de eso. Sí reconozco que cuando escucho algo paro la oreja, no me gusta sentir que me quedo afuera de algo. Tal vez me cuesta más generarlo.
(CR)-Me considero como el oyente promedio. Que se quiere enterar pero no sabe tooodo. Hago la salvedad porque tenemos compañeros que disfrutan de enterarse. Esos sí tienen vocación de chusmas.





Gustavo Masutti Llach

Revista Ahora - Diario Crónica

Buenos Aires - Argentina

Fotos: Marisa Marquez

22 de agosto de 2010


martes, 24 de agosto de 2010

Lalo Mir: “Nunca tuve prejuicios con la música”



FICHA

“Lalo por hecho”
LA 100, FM 99.9
Lunes a viernes de 9 a 13
Conducción: Lalo Mir
Con: Maju Lozano, Sergio Gendler y Adriana Veron.


“Estamos en el cuarto año, bien aceitados con Maju. Ahora sí que hacemos surf sobre las olas. Lo disfrutamos mucho y esperamos que duren. Formamos un equipo muy agradable, algo que cuesta mucho poner a punto. La locutora es un minón y Gendler peló otra faceta, en un rol más absurdo y humorístico”.




Ya está. Eduardo Enrique Mir salió de su San Pedro natal con la idea de dejar una marca en su paso por la radio y no descansó hasta conseguirlo. Hoy, a los 58 y con más de cuatro décadas de carrera nadie duda de que lo logró. Desde los fundacionales “9PM” y “Radio Bangkok” viene acumulando admiración de sus pares, respeto de sus jefes y (lo más importante) cariño de sus oyentes. Por eso, se permite sacarse todas las ataduras y “colgar la pilcha del rockero” para presentar a Los Nocheros o anunciar un tema de Shakira sin traicionarse ni defraudar. Pocos logran eso sin reproches de los fanáticos del rock. Pero a no confundirse. Lalo está lejos de relajarse. A su actividad radial en la mañana de LA 100 le suma en la tele “Encuentro en el Estudio”, del que está orgulloso: “Es la segunda temporada, 13 capítulos que van los lunes a las 22 (repeticiones los Lunes a las 4, Martes a las 15, Miércoles a las 12 y Sábados a las 04:30 y 22) por Canal Encuentro y se graba en los Estudios Ion. Allí nació buena parte de lo mejor del repertorio del tango, del folclore y del rock. Los músicos lo tienen casi como un templo. Esta temporada participan el Chango Spasiuk, Gustavo Santaolalla, Rubén Rada, Virus, Chico Novarro, Las Pelotas, Juana Molina, Sandra Mihanovich, Paz Martínez, Lito Vitale, Leopoldo Federico, Amelita Baltar e Hilda Lizarazu”.
-Bien ecléctico.
-Sí, esa es la línea. Me identifico ahí. La idea del programa es llevar a la pantalla a un artista popular de envergadura sin importar su estilo. Y meterlo en un lugar de su intimidad, de su vibra, que nos abra un poco de su alma y que nos enseñe algo de su oficio.
-¿Sólo eso?
-Sí, siempre relacionado con la música. No nos metemos en lo personal. Eso influye, supongo, a que los tipos se sientan cómodos y disfruten tanto. Santaolalla, por ejemplo, estaba fascinado con las paredes de madera porque conserva el audio de antes, de lo análogo. Dice que cambia la composición atómica de ese material con el uso y con el tiempo. Gustavo explicó que un violín antiguo, si está cuidado, o una guitarra antigua, suenan mejor con el tiempo.
-¿Y los fantasmas?
-A eso quería llegar. También creo que un estudio se carga. Una casa nueva no tiene alma y cuando está “vivida” está llena de eso que percibimos como vivencias. Por eso los músicos se sienten tan bien. Se ve, porque el programa es como un reality. Se graba al músico cuando llega, se maquilla, se prepara…
-¿De quién es “Encuentro en el Estudio”?
-El material le queda al Ministerio de Educación de la Nación y al estado argentino. Está bueno el registro. Por ejemplo, la última aparición importante en los medios de Rubén Juárez fue en este ciclo. Con una gran calidad de audio, imagen y emocional. Parece cine. Es historia, testimonio y documento. Casi “antropo”.

-¿El programa deja en evidencia que ya te corriste del todo del ghetto del rock?
(Duda)- Tuve un paso por Rock & Pop y por la FM de Del Plata muy ligado al rock. Pero nunca descuidé la otra música. Siempre fui muy abierto y estuve atento a lo que pasaba en los otros géneros. De hecho en los noventa programaba de todo. Nunca tuve prejuicios con la música. Eso tiene que ver con mi historia.
-¿Entonces?
-Es cierto que estoy en una etapa de mi vida en la que me siento más capacitado para tocar todas las teclas.
-¿Los rockeros te toman como propio cuando lo tuyo pasaba más por la radio que por la música?
-Puede ser. Lo que pasa es que el rock me excita. Me pone en una frecuencia que me gusta.
-¿Cómo viene “Lalo por hecho? Mejoró el ida y vuelta con Maju.
-Se asentó. Hubo que laburarlo porque no nos conocíamos. Éramos cuatro tipos que se hablaron casi por primera vez al aire. Tuvimos que armar el grupo humano mientras se hacía el programa. Ahora sale con fritas. La devolución que recibimos es la de mucho disfrute.
-¿Las autoridades de la radio están tan contentas como vos?
-Parece que sí. Ellos armaron el equipo y funciona. Encima mide bien y están las tandas vendidas. Nada que reprochar.
-¿Sumaste público?
-Cuando entré a LA 100 tuve que cambiar el personaje en una radio que venía con una cierta disciplina. Costó al principio, pero nos recuperamos y ahora va bien.


Gustavo Masutti Llach

Revista Ahora - Diario Crónica

Buenos Aires - Argentina

22 de agosto de 2010



miércoles 1 de agosto de 2007

Lalo Mir: "A esta altura del partido no reniego de nada"



domingo 23 de mayo de 1999

Lalo Mir: "No como vidrio y sé que cuando pasan los años se va perdiendo la fuerza y la locura".



jueves 8 de julio de 1999

Lalo Mir: "A nadie le importa el prójimo".




sábado, 21 de agosto de 2010

Hugo Guerrero Martinheitz: Adiós, maestro


Crecí escuchándolo con mi vieja. Por eso para mí él significaba "LA RADIO", así, con mayúsculas, pero mucho más también. Ya no tengo a ninguno de los dos. Con él siempre esperábamos una última función, que estuviera a la altura de su genio. No pudo ser.
Entrevistarlo era quedarse fascinado escuchándolo. Era muy difícil meter bocadillo, por el respeto que imponía. Lo lógico era dejarlo hablar. Y escucharlo.
Cabrón o cordial (según el día), siempre polémico, siempre díscolo. Sus pares lo admiraban y sus oyentes lo amaban. Hoy entró en la leyenda y muy pronto su legado cobrará brillo y sus erráticos, impropios últimos años quedarán en el olvido.
Chau peruano parlanchín. Ya te extrañábamos. Nunca te olvidaremos.

G.A.M.L.

Fotos: Diario Los Andes (Mendoza) y Marisa Marquez.



viernes 25 de octubre de 2002
Hugo Guerrero Martinheitz: "Soy capaz hasta de trabajar gratis en una radio trucha."




lunes 12 de febrero de 2001
Hugo Guerrero Martinheitz: "Quedó el fantasma de soy conflictivo"


martes, 17 de agosto de 2010

Alejandro Dolina: “No sólo el éxito legitima. La excelencia también”






FICHA

“La venganza será terrible”

Radio Nacional, AM 870.

Lunes a viernes desde la medianoche hasta las 2.

Conducción: Alejandro Dolina

Con: Patricio Barton, Gabriel Schultz y Jorge Dorio.

“El programa somos los que lo hacemos. Sigue mi estilo porque a mis compañeros los elijo yo. Y es romántico porque se parece al autor, aunque no siempre sea una buena noticia”.



Si bien lo lógico es destacar las virtudes de “La venganza será terrible”, el programa que lleva adelante Alejandro Dolina, no es un dato menor destacar que, en su horario, hace un cuarto de siglo que lidera la audiencia casi sin interrupciones. Y en poco menos de un año lo logró en Radio Nacional, que hacía décadas que no miraba los números de Ibope desde arriba. “Casi sin promoción –destaca-. Todavía hay gente que me pregunta en qué radio estoy”. Hoy va al frente con 33.15 puntos de share y le saca casi un tercio al segundo. Y, sí, hablando de filosofía, historia, matemáticas y cantando. Un ejemplo de que no hace falta subestimar al público para ser exitoso.

-Decís que tu obra se te parece, sin embargo varias veces te rebelaste contra esa misma afirmación.

-Si, claro. La confusión sería la misma que cuando la gente esperaba a los que hacían el papel de traidores a la salida del teatro para fajarlos. Lo que digo es que mi programa, hecho por otra persona, aun con las mismas recetas, sería diferente. Porque sigue mi línea, tengo una selección de temas previsibles y obsesiones que aparecen siempre en mis obras. El programa sería otro si lo condujera Fernando Bravo.

-¿Por qué eso no es una buena noticia?

-Porque a los empresarios de los medios les sirve más algo sistemático, como un programa de preguntas y respuestas tan bien pensado que puede funcionar con cualquiera. Lo nuestro no se deja describir bien. Puesto en un papel siempre va a parecer poca cosa. Unos tipos que dicen cosas y cantan. Poca cosa.

-Sin embargo, el éxito legitima. Lo tenés desde hace rato.

-Sí. La excelencia también.

-Algunos dicen que “siempre hacés lo mismo”, algo que no se les critica a los que leen el diario frente al micrófono. ¿No trabajar con noticias o actualidad hace que te midan con una vara más severa?

-Ese “hacer siempre lo mismo” está argumentado en una generalidad tal que es imposible salirse. La descripción de algo, cuanto más matices tuviere, más verdadera será. Para un analfabeto todos esos libros de ahí atrás son el mismo. Si examinás poco el programa te parece siempre igual por las regularidades: Empezamos a la misma hora, saludo a Barton, toco un tema histórico al principio y cantamos al final. Pero todos los días preparo algo diferente.

-¿No tiene que ver con la falta de lo periodístico en tus contenidos entonces?

-No creo que se me mire diferente por no hacer la actualidad. Con humildad te digo que nuestro intento por lograr la excelencia está por encima de la de los demás. Tal vez no lo logramos, pero lo intentamos donde otros no se lo proponen. El tipo que lee el diario o le lanza a los oyentes la consigna “¿de qué color son sus calzoncillos?” tiene unas miras evidentemente más humildes que las nuestras, que hablamos de Voltaire. Aun cuando nos salga mal, tratamos. Y ese intento se condena.

-Vos escuchaste esa crítica.

-¡Claro, si me la dicen a mí! La negra Vernaci, me lo dijo un día. Le nombré a vuelo de pájaro 160 programas en los que hablamos de diferentes temas, desde la matemática hasta el imperialismo japonés. Aunque sea hacemos saqueo de libros. Me parece que esa propuesta está por encima en complejidad (no en los logros) de “¿cuál fue el peor papelón de su vida?”

-¿Y cómo te sentís ante esto?

-No es una opinión mayoritaria ni calificada. Son simplificaciones descalificatorias. Pero igual me duelen. En cien mensajes de oyentes, uno de un tipo que me dice algo falso (si es verdadero, peor) me arruina la vida.

-Te estás enojando al aire más fácil.

-Porque no estoy tan feliz al aire como otros años. Gano la mitad que en 2009, por ejemplo. Nacional tiene una programación estupenda y respeto mucho a su directorio (que tiene conmigo una relación estupenda y se me parecen en lo ideológico), pero es una radio con problemas técnicos y presupuestarios y eso me afecta. Por eso no pueden hacer publicidad o prensa. Cuando nos vamos al interior lo organizamos nosotros y lo garpan los que nos invitan. La radio no pone ni un cartel. El auditorio de la radio es hermoso pero está en un barrio de la ciudad (Microcentro) en el que a la gente le da miedo pasear de noche. Antes estábamos en el Paseo La Plaza que era precioso. Pero no puedo pedirle a la radio que pague veinte mil mangos por mes para alquilar un teatro. Igual, estamos gestionando mudarnos porque no es bueno para el público.

-Hace veinte años me dijiste que le tenías miedo al paso del tiempo. ¿Cómo estás ahora?

-Súper cagado del susto (risas) porque la certeza de la muerte se siente más cerca. Sobre todo porque a los 40 sos un pibe, pero los 60 son los nuevos 40. Por suerte me agarran bien, jugando a la pelota, activo intelectualmente y todavía preocupándome por la pinta.


Gustavo Masutti Llach

Revista Ahora - Diario Crónica

Buenos Aires - Argentina

15 de agosto de 2010



miércoles, 4 de agosto de 2010

Andrea Campbell: “Bajé el perfil para disfrutar a mis hijos”



FICHA

"Andrea Campbell en radio Pop"

Pop Radio, FM 101.5

Domingos de 18 a 21.

Conducción: Andrea Campbell

Producción: Mariana Saudurián para Afakot.

“El objetivo del programa es revertir ese marketing que dice que la tarde del domingo tiene que ser de ‘bajón’. Nuestro recorte es otro: busca ser la previa de una semana espectacular. Donde te pueden pasar las mejores cosas de tu vida. Desde que te llamen del trabajo ideal, encontrarte una valija con un palo verde o la mujer o el hombre de tus sueños. Tiene que ver con mi personalidad porque yo sería una buena motivadora de ventas”.

Durante años, la referencia para encontrar a Andrea Campbell era “Family Day”, junto a su pareja, Pablo Novak y un tono “familiero”, que naturalmente incluía a sus hijos Marcos, el mayor (8 años) y Esmeralda (de 4). Con su nuevo programa, Andrea empezó a conducir sola, mientras mezcla la radio con su actividad como actriz en una tira juvenil del canal de cable Nickelodeon.

-Estás levantando el perfil.

-Decidí que había terminado un paréntesis. Fue mientras tenía mis hijos más chiquitos, entonces preferí mermar un poco la actividad. De otra manera hubiera sido imposible compartir ciertos momentos con ellos. Es decir, bajé el perfil para disfrutar a mis hijos. De hecho Esmeralda, la que tiene cuatro, se quedó llorando porque me vine a la presentación del programa de Nickelodeon. Pero no era el lugar propicio para ella.

-¿Y la radio?

-Me encanta. Encima estoy en Pop, que me parece maravillosa.

-¿Cómo llegaste?

-La descubrí el año pasado por casualidad y me gustó tanto que llamé a uno de los gerentes para felicitarlo, sin otra intención que esa. Al final, charla va, charla viene, quedé en una coproducción.

-¿Un target distinto al de la radio en general y al de “Family Day”?

-Tanto aquel programa como aquellas emisoras eran más familiares. Igual en verano hacíamos algo que apuntaba al público joven. Sin embargo, no me parece que Pop ahora sea una radio para chicos. TKM es más para adolescentes, esta es más para gente de 30 - 35.

-¿Qué respuesta tuviste?

-Muy buena. Tienen repercusión las entrevistas, que es lo que más me gusta. Si cuando me metí a estudiar periodismo fue porque tenía ganas de hacer buenos reportajes. Con todo, venía de estudiar cinco años de abogacía, lo que te da otra presencia.

-¿En qué sentido?

-Para aquel que quiere ser periodista, cuanto más haya visto, estudiado y recorrido, más rico será lo que tenga para contar.

-¿Nunca se te ocurrió hacer un programa político?

(Piensa)-En realidad me atraen más los temas sociales que los políticos. Cuando estuve en “Desayuno”, aquel programa de Canal 7, a veces reemplazaba a Víctor Hugo si se iba de viaje. Corría 2001 y el país estaba en llamas y tenía que hablar de política. Pero no me resulta tan interesante como los temas sociales.

-¿Lo político y lo social no están ligados?

-Los intereses son diferentes, los motivan cosas distintas. Me refiero sobre todo a las cuestiones que tienen que ver con la solidaridad. Pero también me apasionan temas como el flagelo de las drogas, la violencia doméstica, o lo difícil que es integrar a los excluidos.

-¿Qué te provoca el elogio de lo marginal, cómo la tele muestra a los humildes, borrachos, ladrones, travestis y se regodea con sus miserias de un modo descarnado?

-Eso es muy “noticiable”, jugoso y rendidor en audiencia. Genera una vuelta interesante en los números que repercute en lo económico. Pero no es mi estilo. Me parece que falta el cuidado y respeto que los otros se merecen. A mi me duele ver o mostrar eso, no hay manera de que le encuentre un costado de disfrute.

-¿Cómo te manejas ante el morbo?

-Sé que “garpa”, pero no lo busco. Incluso cuando entrevisto, por principios sé que trato de diferenciar lo que es la privacidad, donde cada uno sabe hasta dónde quiere mostrar, y lo íntimo, que le pertenece a cada uno. No es ni siquiera de los más cercanos. No me interesa que me cuenten lo que hacen adentro de un cuarto.

-Sin embargo algún entrevistado, como el actor Diego Pérez te confesó que grita tanto cuando hace el amor que llegó a recibir una carta documento de los vecinos.

-Si me lo quieren confesar, fantástico. Yo no lo pregunto. Y hasta ahí, porque eso puede ser gracioso, pero hay otras cosas que ya son de mal gusto y no las avalo.



Gustavo Masutti Llach

Revista Ahora - Diario Crónica

Buenos Aires - Argentina

1 de agosto de 2010

lunes, 26 de julio de 2010

Lita de Lazzari: “Eduardo Feinmann me gusta mucho. Somos iguales”




FICHA:

“En contacto”

Radio del Pueblo 830

Miércoles de 15 a 16.

Conducción: Lita de Lazzari y Leandro Gasco

“Hace mucho que estoy en la radio. En Del Pueblo desde febrero. Largamos un tema y la gente opina. Comentarios muy lindos. No nos peleamos con nadie, aunque a veces me enojo. Todo el mundo está contento y no damos abasto de la cantidad de mensajes que llegan. Una hora no me alcanza porque la gente necesita que la escuchen”.


“Caminen, chicas”, el slogan - consejo remite a ella sin escalas. La edad otorga como beneficio una suerte de impunidad para opinar y Lita de Lazzari la ejerce sin dramas cada vez que puede. Sobre todo porque así le fue bien, nadie puede discutir que ella contribuyó a que las amas de casa y sus derechos formaran parte de la discusión después de décadas de olvido. Ahora habla desde otro lugar porque ya no va a la Liga de Amas de Casa. “Dejé mi lugar porque estuve mal de salud. Me agarró un síncope. Sin embargo, viajo mucho porque me invitan para saber qué hacen las amas de casa en el mundo. Y presido UNICA (Unión Internacional de Consumidores y Amas de casa). Le pusimos ese nombre para incluir a los hombres”.

Como sus opiniones son más que conocidas, el desafío era hacerla hablar de radio y ella levanta el guante: “Desde muy chiquita me relacioné con su magia –recuerda-. A los doce años escuchábamos una audición que se llamaba ‘Facenzo el maldito´, protagonizada por un personaje muy malvado. La gente se posesionaba tanto que cuando vino a Mataderos, al cine – teatro Alberdi para una obra lo tuvo que sacar la policía porque las viejas lo querían matar (se ríe). Así de en serio se lo tomaban, esa era la trascendencia”.

-¿Su familia se reunía para escuchar programas?

-Sí, claro. Teníamos una radio capilla. Me acuerdo que cuando se murió (Carlos) Gardel, en 1935 nos enteramos por ese medio. La gente lloraba por la calle, fue terrible. Soy de esa época, mañana cumplo 85 jóvenes y dinámicos años. Todavía pienso hacer mucho lío más.

-Vivió la evolución de aquello al walkman.

-Sí, me gustaba más cuando la gente se reunía. Porque ahora escuchar la radio es un acto individual. Cada uno por su lado sin posibilidad de comentar nada. La tele no genera eso, es otro fenómeno distinto. No une a la familia.

-¿A quiénes escucha?

-Radio 10, al muchacho de la mañana (Oscar González Oro). (Eduardo) Feinmann me gusta mucho. Somos iguales. También a Baby Etchecopar. Y a Héctor Ivas, que me hizo una entrevista para Rivadavia un domingo a la una de la mañana y las chicas lo escucharon.

-¿Qué hacían levantadas a esa hora?

-Buscarían precios, qué se yo (se ríe). Las mandé a caminar y volvieron a las cinco de la mañana.


Gustavo Masutti Llach

Fotos: Marisa Marquez

Revista Ahora - Diario Crónica

Buenos Aires - Argentina

25 de julio de 2010